top of page
  • Foto del escritorRedacción

La Reina del Amazonas en San Borja

Por Eduardo Chocano Ravina

Un Filósofo Más


La población en Lima, especialmente en los distritos que conforman el sector empresarial o comercial como los distritos de San Isidro, Miraflores, La Molina y San Borja, por mencionar los que considero los principales ejemplos, las personas que transitan por ellos viven en base a una agenda bien preparada. Cada acción del día se encuentra cronometrada y la rutina define el rumbo de la vida de cada ciudadano.



Sin embargo, existen momentos como el acontecido el 7 de febrero del presente año que resultan ajeno a la vida limeña. A las cinco y media de la tarde en la cafetería “Coleccionista Coffe” se empezó a escuchar un llamado para ser espectador de un teatro de títeres. Risas y rostros de duda rodearon el ambiente y de tan solo una visita de veinte a veinticinco minutos por un café y un dulce las personas optaron por acomodarse bien al asiento y esperar mientras los actores generaban expectativa por la obra mediante al ir contando los minutos para su inicio.


 Seis y cinco comenzó la interpretación y resultó que una obra infantil captó el interés de por lo menos más de quince adultos, o fue el número que pude contar, y de seis niños, de este dato si estoy más seguro, mediante la narración e interpretación mediante el uso de títeres de la historia de la amistad de una lechuza con una serpiente que por culpa de la soledad y la vejez deciden unirse con el fin de acompañarse en el pasar de los días. 


Pese a la premisa deprimente, resultó una obra bastante cómica que tuvo atento tanto a los adultos como niños presentes, todo acompañado de algún café helado, jugo o empanada. Lo más resaltante fue que se logró una interacción constante con los presentes al hacerlos formar parte de la obra con personajes de corta aparición que generaba emoción al no saber si los actores te harían volverte un personaje más. Luego de los cuarenta minutos de actuación, Javier Quiroz y Dirck Pajares, quienes realizaron la interpretación y producción de la obra, agradecieron al público asistente, a Christian Chávez, autor del libro que fue representado, y a la cafetería por el espacio. 


Antes de culminar, me gustaría presentar lo dicho por Dirck Pajares respecto a la obra realizada, cómo es su experiencia en el mundo artístico y sobre el trabajo que viene realizando:


“Realizar una obra de teatro titiritera en Lima no resulta algo sencillo, sobre todo porque Javier y yo no formamos parte de la comunidad titiritesca de Lima debido a que realizamos diversas actividades. Por ejemplo, en mi caso también soy artista de circo, soy narrador y realizo talleres y soy músico. Por lo tanto, mi rubro al ser amplio no se me hace sencillo ir a los festivales de títeres. Es así que con el objetivo de lograr impulsar nuestro arte me anime a realizar una gira en Trujillo. Cajamarca y Lima con el fin de presentar tres obras, entre ellas la Reina del Amazonas.


Por otro lado, la principal motivación de realizar la obra en una cafetería como lo es el Coleccionista Coffe es llevar el arte a sitios donde no se caracterizan por presentar trabajos artísticos. De esta manera, buscamos generar motivación en la creación de nuevos puntos artísticas en la ciudad. Queremos descentralizar de los sitios clásicos como Barranco o Miraflores o en fechas fijas como en festivales. Los titiriteros trabajamos en cualquier fecha tales como cumpleaños, reuniones o en diversos eventos organizados por ejemplo por municipalidades. 


Además, obras como la realizada buscamos expresar un estilo artístico donde se interactúe más con el publico de tal manera que este sea parte del desarrollo de la obra. Por lo tanto, invitamos a la red de artistas innovadores que armemos una red de contactos con el fin de apoyar en el desarrollo y divulgación de nuestro arte. Finalmente, quiero mencionar que el acto de pasar la gorra no es un acto indigno debido a que este acto es buscar una retribución al trabajo realizado. Lastimosamente, pocas empresas apoyan al artista y se sorprenden cuando se les pide un apoyo con los pasajes o en una retribución. Por lo que la jorra resulta un medio para dignificar nuestro trabajo”.



Es así que en base a las palabras de Dirck Pajares, es importante reflexionar sobre el trabajo que realizan los artistas y que no es una labor de pocas fechas de lugares exclusivos. Por el contrario, se puede encontrar en diversas zonas, como lo es un centro financiero, y que una forma de incentivar que actividad como la realizada con la Reina del Amazonas sigan aconteciendo es apoyar tanto con aplausos como con un par de soles a los artistas. 



141 visualizaciones0 comentarios

Bình luận


bottom of page