top of page
  • Foto del escritorRedacción

Kathy Serrano: "Derrotar el miedo es liberador"

02/06/2022 - Diario Correo Ayacucho / Por José del Barco


La reconocida escritora Kathy Serrano ha lanzado su primera novela “El Dolor en la Sangre”, que presentó en la Feria Internacional del Libro de Ayacucho este viernes 3 a las 6 pm desde la Plaza Mayor de Huamanga.




Usted es reconocida, dentro de la literatura, por sus cuentos y microrrelatos. ¿Qué la motivó a escribir la novela “El Dolor en la Sangre”?

Siempre he pensado que quien decide dedicarse a un arte, puede hacerlo de manera integral. En mi caso, estudié artes escénicas en Venezuela y luego dirección de teatro y actuación en Rusia. Las herramientas que adquirí en ambas casas de estudio me han permitido, a lo largo del camino, crear en diversos y disímiles espacios. Por eso, con respecto a la escritura, sentí muy natural trabajar en un libro de relatos breves para luego internarme en un proceso de largo aliento como la novela. Son caminos paralelos, con obstáculos diferentes, con exigencias, tiempos y retos con distintos rangos de dificultad.


El personaje principal de la novela, Martha, se ve inevitablemente enfrentada al pasado del que huyó, la familia que dejó atrás. ¿Cómo calificaría la relación entre Martha y la idea del miedo?

El miedo es una emoción que activa nuestra capacidad de defensa. Es lo que nos hace reaccionar y correr para salvarnos de un peligro inminente. Pero, en un contexto violento, el miedo se instala de forma permanente y, a veces, nos inmoviliza. Pienso que Martha, siendo muy joven, se va de la casa familiar por varias razones. Una de ellas es que reconoce que ese no es un lugar seguro, pero también existen otras razones que cada lector, cada lectora, irá descubriendo a lo largo de la novela. Diría que, de alguna manera, es el miedo el que la salva y el que, a su vez, en sueños, la somete.





¿Es “El Dolor en la Sangre”, también, una historia sobre el desarraigo?

Martha ya no pertenece realmente a ningún lugar. Ella migra hacia la capital de su país muy joven, luego se embarca en un viaje hacia Australia y, por último, se queda en Lima, donde construye un espacio seguro para sí misma. Sin embargo, también en Perú sigue siendo extranjera. Muchas veces quienes migramos desde jóvenes y pasamos una vida lejos de nuestras raíces vivimos en un eterno estado de extranjería. Pero no es el mismo desarraigo, la misma sensación ni el mismo dolor, si esa migración es obligada por una circunstancia ajena a tu voluntad o deseo. En El Dolor de la Sangre he intentado mirar y entender esa otra migración dolorosa, esa que la necesidad y el hambre obligan a partir, esa que surge de la esperanza de encontrar un futuro posible.


Existe una dimensión onírica en la obra que el lector experimenta sobre todo a través de Martha. ¿Existe una dimensión psicoanalítica de la novela?

Me gusta mucho el mundo de los sueños. El misterio que encierra ese espacio de nuestras vidas que pasamos durmiendo; las imágenes que surgen. Siempre he pensado que detrás de esas escenas, cuadros, películas que vivimos y habitamos en el mundo onírico, están escondidos un cúmulo infinito de ideas, pensamientos, miedos, deseos, anhelos de las que no queremos o no podemos ser conscientes. Seguimos otra vida mientras dormimos. Mientras escribía la novela intenté fluir, intenté ser lo más honesta posible con aquello que quería contar y con la forma como quería contarla.


¿Cree usted que una de las cosas que más nos aterran, como seres humanos, es ese encuentro con nosotros mismos, nuestros traumas, nuestra verdad?

Creo que pasamos la vida intentando evadir todo aquello que no nos gusta de nosotros y de la vida en general. La educación que hemos recibido generalmente nos hace tratar de olvidar. Pero al pasar el tiempo, aquello que nos dañó, de una u otra manera, sigue allí, intacto, guardado en algún lugar. Pienso que parte de nuestro trabajo como adultas o adultos es intentar abrir esos espacios y confrontar aquello que aún no hemos resuelto. No siempre lo logramos. El miedo es responsable de ese fracaso. Pero lograr derrotar ese miedo es liberador.


¿Qué expectativas le trae su viaje a Ayacucho para presentar su libro en la FILAY?

Estoy muy emocionada y muy agradecida con la organización de la FILAY. Ayacucho es una ciudad a la que no he tenido oportunidad de visitar. Sé lo hermosa que es y tengo mucha emoción y entusiasmo por presentar mi novela y conversar con quienes decidan acompañarme. Tengo todas las expectativas posibles y estoy segura que la experiencia será maravillosa.



DATO:

  • Kathy Serrano dirige laboratorios de escritura creativa en la escuela de escritura creativa «La isla».

326 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page