top of page
  • Foto del escritorLuciano Revoredo

Estado de Sitio se justifica

22/01/2023-ContraPoder (Diario Expreso)


Escribo estas líneas cuando recién se inicia lo que los grupos subversivos y terroristas han llamado “la toma de Lima. Es jueves por la noche. Los destrozos en el centro de Lima no pueden ser calificados como una protesta pacífica ni legítima. Basta de eufemismos, la barbarie cometida hoy es criminal y ha tenido de corolario el incendio de un edificio muy cerca de la Plaza San Martín, eso es un acto de terrorismo.



La prensa cobarde calla. Los aliados del terror van generando diversas versiones de los hechos. Pero la verdad es que tras todo lo que viene sucediendo en el país hay una inteligencia. Los brotes de violencia y su escalada hasta llegar a Lima están perfectamente planificados. Lo que suceda de hoy al domingo es impredecible.


En el Sur tomado por el terror, con las vías cerradas y las ciudades bloqueadas la situación es insostenible. En Arequipa y Puno no hay medicinas y los mercados se están quedando desabastecidos. En Puerto Maldonado el balón de gas cuesta 300 soles y el kilo de papas 40 soles. El turismo pronto será un recuerdo en el Cusco.


La subversión está logrando su cometido y no hay reacción del gobierno. El estado sigue retrocediendo frente los que quieren destruir el país. En medio de este caos cientos de sediciosos han llegado a Lima transportados en camiones y autobuses pagados por el narcotráfico y la minería ilegal. Ante esto Dina Boluarte la comunista aburguesada que nos gobierna soltó una frase que pasará a la antología de la infamia: “… los llamo a tomar Lima, pero en paz”. Ya vemos las consecuencias de su llamado.


Cabe preguntarse cómo podemos estar en esta situación si se ha dictado estado de emergencia. Cómo es que, si están suspendidos los derechos relativos a la libertad y la seguridad personales, la inviolabilidad del domicilio, y la libertad de reunión y de tránsito. Puedan desplazarse libremente cientos de desadaptados a poner en jaque a la ciudad capital y al gobierno mismo.


Escuchamos a políticos, ministros y periodistas decir que el bloqueo de carreteras es un delito. Un delito que tiene pena de cárcel. Cabe también preguntarse si hay algún preso por ese delito y si es un delito tipificado, cómo pueden flagrantemente tener más de 100 bloqueos activos.


¿De qué lado juega el gobierno? ¿No puede movilizar todos los soldados necesarios para desbloquear el país a cualquier costo y recuperar la paz?


El mensaje bobalicón de buscar el diálogo con los que solo entienden el diálogo de las pedradas, las balas y los petardos está fuera de lugar. Ese camino es el que plantea la caviarada, siempre infame, que está jugando sus cartas para poner en la presidencia a uno de los suyos.


En este momento solo queda el camino radical. Estado de sitio en toda la república y poner a las Fuerzas Armadas al mando del orden interno para acabar con la subversión. El país no resiste más discursos políticamente correctos. Si Dina Boluarte no tiene las agallas de tomar decisiones rápidamente, que renuncie.

205 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page