top of page
  • Foto del escritorSol Pozzi-Escot

Todos vuelven : ¿Qué opinan los expertos del regreso a la política de cuestionados personajes?

28/11/2021 - ContraPoder (Diario Expreso)


“Todos vuelven a la tierra en que nacieron”, reza la conocida canción. Y si esa tierra es la política, los regresos son particularmente frecuentes e inevitables. Durante las últimas semanas, hemos visto desfilar ante las cámaras de la prensa a personajes políticos que buscan la revancha, a pesar de, en muchos casos, haber perdido el primer match por knock-out. Revisemos algunos casos.




Hace unas semanas, el ex alcalde de Magdalena del Mar Francis Allison denunciaba, ante cámaras, que su vehículo había sido incendiado. Esto, el mismo día que un grupo de enardecidos trabajadores de la municipalidad que habían descubierto que la gestión de Allison jamás les hizo los depósitos correspondientes por AFP, EsSalud, entre otros, protestaba delante del local partidario de Alianza para el Progreso, nuevo hogar político de quien fuera alcalde de Magdalena del Mar por 13 años. Sin embargo, la noche del 21 de octubre, Allison acusaba a la actual gestión municipal del distrito de Magdalena de llevar a cabo una “persecución política en su contra”.




“Esa teoría no ha podido ser acreditada en el proceso. Por el contrario, ha quedado desvirtuada ya que la imputación contra Allison ha sido respaldada por un equipo de profesionales de la Oficina de Peritaje del Ministerio Público, quienes sostienen la misma tesis que la Procuraduría Pública Municipal”, sostiene Víctor León Espino, procurador público municipal de Magdalena, consultado para este reportaje. El doctor León viene investigando el caso desde el año 2019, año en que se emitió el primer informe N° 124-2019-SEC-TEC/SGGRH/GAF/GM-MDMM, que alerta de las irregularidades en la gestión anterior, es decir aquella de Allison. Y no ha sido un camino fácil.


El procurador León denuncia que viene recibiendo amenazas desde junio del 2019 por las acciones que viene desempeñando en su cargo. ¿Por qué tanta aparente necesidad de encubrir o desviar la atención respecto a los hechos denunciados? La respuesta nos la brinda el peritaje contable de la Oficina de Peritaje del Ministerio Público, que, como nos cuenta el doctor León, “determina que Francis Allison Oyague, Jorge Román Saavedra, Felipe Chávez Ramos, Pedro Zapata Chávez y Christian García Dávila, son responsables de la omisión y retraso injustificado de los pagos de pensiones (AFP y ONP) de los trabajadores de la Municipalidad de Magdalena del Mar, durante el periodo 2016-2018, debido a que se ha logrado corroborar de los estados contables y financieros que la entidad sí contaba con fondos suficientes para cubrir los pagos de las pensiones y otros conceptos sociales durante el periodo de 2016-2018, no obstante, no cumplieron con el pago de las pensiones y otras obligaciones sociolaborales”. ¿Y de cuánta plata hablamos? De 32 millones de soles que no llegaron a los fondos de trabajadores municipales, sobre todo aquellos de seguridad y mantenimiento, quienes menos ganan.


El caso de Allison es urgente : “Los hechos investigados prescriben en 4 semanas, de ahí la necesidad y urgencia que el fiscal Néstor Rivera Navarro, titular del quinto despacho de la Primera Fiscalía Especializada actúe de manera inmediata”, exige el procurador. El viernes 19 de noviembre solicitó formalmente que se adopten acciones urgentes. Además, la Asociación de AFPs y los trabajadores han realizado la misma solicitud. Hasta ahora, nada. Y la carrera contra el tiempo continúa.


Profundicemos, brevemente, en el asunto. ¿Es acaso el poder una adicción? ¿Es por eso que tantos cuestionados personajes insisten en un regreso a la política?. “El poder genera adicción cuando es visto de una manera perversa”, asevera Eduardo Herrera, abogado y autor de “El cerebro corrupto”, consultado para este reportaje. Y continúa : “La corrupción está presente en la existencia humana como posibilidad; uno decide si se corrompe o no”. ¿Es la adicción al poder la marca de un espíritu moralmente corrupto? No somos quienes para juzgar.





Eduardo Herrera resume el fondo de la problemática : la corrupción sería un síntoma de un problema más grave, más profundo y difícil de definir, sobre el cual yace nuestra fragmentada nación. “Pongo un ejemplo. Hace un tiempo se prohibió equivocadamente la reelección de los alcaldes. Esto se hizo porque muchos de ellos usaban los recursos de la institución para buscar y lograr su reelección. Esto generó un sinnúmero de fraudes porque uno presentaba a su hijo de candidato, otro se presentaba como teniente alcalde. Al final no se solucionó el problema. La corrupción sigue ahí”, sentencia Herrera.


Dejemos de momento las reflexiones de fondo, y regresemos al panorama coyuntural. Tras cinco años en prisión, Alex Kouri, ex presidente regional del Callao, busca su regreso a la política, de la mano con el movimiento “Somos Callao”. Consultamos a Joel Segura, ex procurador anticorrupción del Estado, quien se encargó, junto con el fiscal Martín Salas, de la acusación que llevó a la cárcel a Kouri. Según nos explica Segura, Kouri fue condenado por haber “favorecido a la empresa Convial, por aproximadamente 32 millones de dólares, para el cobro de peaje por 2 km” de la Vía Expresa del Callao. ¿El regreso de Kouri a la política supone realmente un riesgo?


“No tiene juicio pendiente”, afirma el doctor Segura, Invoca, en ese sentido, a hacer un análisis de riesgo, y cita al Código Penal, artículo 69 : “Rehabilitación automática: El que ha cumplido la pena o medida de seguridad que le fue impuesta, o que de otro modo ha extinguido su responsabilidad, queda rehabilitado sin más trámite, cuando además haya cancelado el íntegro de la reparación civil”. Segura explica que al cumplir condena, un ciudadano recibe “otra oportunidad” ante la sociedad. Sin embargo, el regreso de Kouri a la política suscita otros tipos de reflexiones.





Joel Segura nos explica que a raíz de la existencia de los llamados contratos 728, una vez contratado, un trabajador puede permanecer indefinidamente en una entidad sin posibilidad de ser despedido. “Después de tantos años en la presidencia regional, es muy posible que Chim Pum Callao haya cooptado la institución en todos sus niveles”, comenta. Por otro lado, el caso Kouri nos lleva a reflexionar sobre los mecanismos de transparencia dentro del sistema de justicia.


Cuando recibió condena a 5 años de cárcel y 3 años de inhabilitación para ejercer un cargo público, se le mandó a Kouri pagar 26 millones de soles de reparación civil. ¿Cuánto ha sido pagado? No se sabe. A causa de formalidades y tecnicismos, esta información no está disponible al público. “Se debería dar cuenta del pago de reparación civil”, finaliza Segura.


Pensar en la corrupción es, de cierta manera, pensar en el Perú. Aunque no se trate de un fenómeno propio de nuestro país, el Perú ha sido particularmente azotado por este mal. “La corrupción está en casi todos lados y así es muy difícil avanzar”, afirma Eduardo Herrera. Pensar en la corrupción, por lo tanto, es pensar en nosotros mismos. Ya que, como comenta Herrera, “a la mayoría de los peruanos solo les preocupa la corrupción de los otros y no la propia. Ahí también hay un punto clave”. La mirada, entonces, debe ser introspectiva. Herrera ya lo entendió. Cuando le preguntamos quién es el mayor corrupto de la historia del Perú, responde : “Yo. No me atrevo a juzgar a nadie más”

تعليقات


bottom of page