top of page
  • Foto del escritorDiego Adrián Reinoso Flores

Tensión geopolítica y estrategias de seguridad: el inicio de la carrera armamentista de Europa

Más allá de los desaciertos de los líderes europeos en sus declaraciones sobre seguridad, debemos analizar los hechos más importantes que están marcando la agenda geopolítica y la seguridad en el viejo continente. Suecia a ingresado a la OTAN este último jueves 07 de marzo, se ha convertido en el 32 miembro del tratado del Atlántico Norte tras la adhesión de Finlandia en 2023. 



De esta manera, es evidente el inicio de una carrera armamentista en Europa, frente a los posibles peligros de una escalada de violencia en el conflicto ruso-ucraniano y que podrían llevar a Europa a sumergirse en el colapso de la guerra, además de la tensión vivida en medio oriente, como la posible apertura de nuevos frentes militares.  

El viejo continente, desde los años finales de la Guerra Fría, se encontraba centrado en el desarrollo de la agenda comunitaria y la lucha contra el terrorismo internacional, sin embargo, los tambores de guerra resuenan en el frente oriental teniendo al gigante ruso a sus puertas desde hace dos años invadiendo y desmembrando a Ucrania. Es por eso que las naciones europeas que se reputaban neutrales, como Suecia y Finlandia buscaron la adhesión al tratado del Atlántico Norte con intensiones de fortalecer la alianza defensiva.

Estas intenciones de afianzar el poderío militar de Europa y mantener el control sobre sus espacios geográficos ha definido el pase de Suecia y Finlandia a la OTAN, ya que su adhesión permite asegurar el control sobre el mar Báltico y reforzar el apoyo militar al ejercito aliado de la OTAN. Sin embargo, vemos que el temor de un conflicto ha sido elemento importante para estas adhesiones, no debemos olvidar que hace dos meses el ministro sueco de defensa señalaba el posible riesgo de guerra y pedía la preparación del pueblo sueco para un posible conflicto.  

Los temores y preocupaciones por la seguridad de Europa están presentes, pero los lideres europeos prefieren mantener la calma con mensajes diplomáticos ante la dura realidad que afronta Ucrania con la invasión rusa, salvando las distancias con las declaraciones del presidente de Francia, Emmanuel Macron, quien planteo el envío de tropas de la OTAN al frente ucraniano y que luego del cargamontón de criticas haya reculado. 

No obstante, Vladimir Putin también ha colaborado con afianzar los temores de los lideres europeos, empleando la estrategia de atemorizar al viejo continente mencionando la posibilidad de activar el armamento nuclear. Putin reconoce la desventaja del ejercito ruso frente al poderío bélico de la OTAN, pero recuerda la fortaleza de su armamento nuclear, dejando entreverse la posibilidad de su utilización. 

El frente ruso en Ucrania no es la única amenaza contra la seguridad de Europa: la tensión en medio oriente con la escalada de violencia vivida entre Israel y Hamas ha puesto también en jaque la seguridad europea, toda vez que sus intereses económicos para el traslado de mercancías por el Mar Rojo se han visto amenazados por las acciones de los rebeldes hutíes, mientras una posición fragmentada de los lideres europeos ha hecho respuesta a estas acciones apoyados por Estados Unidos. Hay que recordar que la zona de Medio Oriente es geopolíticamente estratégica por los recursos en hidrocarburos que representa, además de ser la línea de salida más corta del Mediterráneo que permite comerciar con Asia. 



La carrera armamentista en Europa ha iniciado, no teníamos una movilización logística militar desde los finales de la Guerra Fría. El mejor ejemplo es Alemania, que ha empezado a buscar alternativas ante los bajos índices de reclutamiento de efectivos militares. La OTAN y la Unión Europea han manifestado sus intenciones de aumentar el gasto en defensa, esto llevará a que aumente la tensión geopolítica con la cuestión rusa en Ucrania y la escalada de violencia en el medio oriente, pudiendo precipitar acciones militares de alguno de los beligerantes. 

La supervivencia pacifica en este 2024 sigue pendiendo de un hilo junto con la fragilidad del statu quo de los últimos 30 años: es evidente que esta década será recordada en la historia universal por los fenómenos que enfrentamos como la pandemia, el fantasma de la inflación y la tensión geopolítica que aún no ha desencadenado sus peores consecuencias, por el momento nos toca esperar este incierto desenlace.  


283 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page