top of page
  • Foto del escritorRedacción

Raúl Canelo, Decano del CAL: "Debería respetarse la presunción de inocencia"

"Si se corroboran delitos, el Colegio de Abogados de Lima está obligado a tomar acciones", añade el letrado.



Raúl Canelo, Decano del Colegio de Abogados de Lima (CAL), opinó sobre la judicialización de la política. Y sobre la politización de la justicia, evidentemente, a propósito de la mención que hizo el abogado Mateo Castañeda de la propia institución del CAL, tras ser detenido en el marco del caso 'Los Waykis en la sombra'.


-¿Le preocupa la actual coyuntura?

-Nosotros manifestamos nuestra preocupación por la falta de aplicación de la presunción de inocencia. Dijimos que eso se debería aplicar. Y en todo caso, cuando se corrobore la existencia de algún delito, bueno, que se tomen otras medidas. Sin duda, claro, que si se corroboran esos delitos, el CAL incluso está hasta obligado a tomar acciones. Pero mientras tanto debería  respetarse la presunción de inocencia de él (Mateo Castañeda) y de todos los ciudadanos peruanos, más aún cuando él estaba en el ejercicio de una defensa. 

-Ha habido varios casos además del de Castañeda. No todos han apelado al CAL, pero imagino que hay mucha preocupación en la institución.

-Sí. Ahora, recordemos que el CAL no es una instancia judicial sino un gremio. Lo que hace el colegio es manifestar su preocupación. Y en casos extremos, incluso, podría asumirse la defensa de alguien que es violentado a través de una oficina de Defensa Legal. Pero, en principio, tampoco es deber del abogado hacer una defensa puntual. Porque para ello las partes tienen derecho a conseguir sus propios abogados. 

-Para concluir, ¿Qué le parece la judicialización de la política y la politización de la justicia?

-Yo creo que el punto de partida es la mala actuación de muchos magistrados que justamente, al violentar la presunción de inocencia, ordenan la detención inmediata y califican como organización criminal sobre todo al sector político. Y el sector político reacciona y toma también decisiones, yo diría bastante poco meditadas. Y entramos en una espiral de molestias donde nosotros, los abogados, las partes, los litigantes, estamos en el medio, sufriendo la molestia de una magistratura que a veces es radical e indolente. Y por otro lado, de los congresistas o las autoridades, que de algún modo se enfrentan a esta decisión y quieren tomar acciones como eliminar la Junta Nacional de Justicia o cosas por el estilo. Como si por ahí estuvieran las soluciones, ¿no?

Comments


bottom of page