top of page
  • Foto del escritorBryan Oscanoa

Paro transportista chileno de 1972 vs Paro agrario en el país

En 1972, el marxista Salvador Allende entraba a su segundo año de gestión y veía cómo el país se le escapaba de las manos. Generó un Chile politizado, donde opositores y simpatizantes al gobierno peleaban en las calles. Por encima de ello, se enfrentaban a la peor crisis económica en décadas. La reacción del pueblo no se hizo esperar.


Rechazo del pueblo contra el desgobierno de Allende

La clase media fue la más afectada la escasez de productos básicos, largas colas y surgimiento de mercados negros. Varios sectores de la población expresaron su rechazo de diversas maneras. El más resaltante fue realizado por el gremio de transporte, que decidió efectuar una larga huelga. Inicio del paro nacional de transportistas

Empezó el 11 de octubre de 1972. Previamente, se había acordado en una asamblea de transportistas, donde se juntaron más de 100 sindicatos de camioneros, con más de 40 mil trabajadores y 50 mil vehículos. Sus motivos eran por la subida de precios y la ineficacia del gobierno. Colectivos apoyan el paro

Otras agrupaciones mostraron su respaldo al paro, como los taxistas, sector industrial, sector agrícola, sector médico, sector ingeniero, sectores estudiantiles, etc. Esta muestra de desaprobación contra Allende duró 1 mes, pero evidenció que gran parte de la población ya no apoyaba al presidente. Toma de carreteras en Perú

Vemos que regiones andinas ya no soportan la subida de precios y, por eso, decidieron tomar las carreteras por varios días. No toleraron ser "traicionados" por un gobierno del pueblo, y que Pedro Castillo y Aníbal Torres, en vez de dialogar y concretar acciones, solo se dediquen a victimizarse, responsabilizar a otros e insultar a la oposición y a la prensa. Las regiones del sur peruano (Cusco, Ayacucho y Arequipa) tendrán que aprender una dura lección, pues votaron masivamente por Pedro Castillo en la segunda vuelta, llegando a 80%. Solo bastaba leer el ideario de Perú Libre, donde se autodenomina marxista, se ataca a la propiedad privada y pone en peligro a la libertad de expresión.

115 visualizaciones0 comentarios

Opmerkingen


bottom of page