top of page
  • Foto del escritorAlison Mauriola

¿Le aplaudirías a un dictador?: el caso de El Salvador

La popularidad de Bukele en los últimos meses ha alcanzado su clímax, está siendo ensalzado por la nueva derecha en redes sociales, por ejemplo, Agustín Laje aplaudió su efectiva política «Mano Dura», un video en que destruía al izquierdista Gustavo Petro, presidente de Colombia. La Resistencia, un medio independiente de la llamada nueva derecha, afirmó: «Nayib Bukele destruye a Soros, la OEA, la ONU y la comunidad internacional». El peligro de ensalzar a un político es que la audiencia, luego, aplaude absolutamente todos sus actos, lo que genera un sesgo y, por tanto, debilita la mente crítica. ¿Es aplaudible acaso que Bukele haya empezado a tener el afán de continuar siendo presidente a pesar de que la Constitución lo prohibía? Si Castillo se hubiera reelegido como presidente, ¿acaso no estaríamos defendiendo nuestra amada democracia? Es una verdad que Petro es indeseable como político, no se confunda, lector, no soy caviar ni globalista ni pro-OMS; pero una cosa es admisible: el afán político del «dictador más cool del mundo» es peligroso.



A pesar de haber ganado las elecciones con un 53. 1 %, Bukele tuvo que coexistir con la oposición durante dos años, hasta febrero del 2021. Los legisladores son representantes de la población, de ahí emana su poder; por lo tanto, tanto Ejecutivo como Legislativo tienen el deber de llegar a acuerdos mediante la negociación para el bien del país. El sistema de pesos y contrapesos es el equilibrio que existe entre poderes para evitar la autocracia, cuyos derechos de autor los tiene Montesquieu (1748). Una verdad que no recordó el presidente salvadoreño, primero, en diciembre del 2020 cuando ingresó con las fuerzas militares al Congreso para exigir la aprobación de un presupuesto de $109 millones para aprobar un plan suyo; y segundo, cuando llamó a la insurrección de la ciudadanía si no aprobaba el Lesgislativo el préstamo en cuestión: «Si no aprueban el préstamo el Consejo de ministros los va a volver a citar y si aun así no lo aprueban, el pueblo deberá poner en práctica el artículo 87 de la Constitución».



Qué bien conocida por Bukele es la Constitución, pero qué extraño es que, a la vez, haya anunciado su reelección para el 2024 cuando todavía estaba prohibido en la misma Constitución que cita: «Artículo 152: No podrán ser candidatos a presidente de la República: 1º El que haya desempeñado la presidencia de la República por más de seis meses, consecutivos o no, durante el período inmediato anterior». Hay dos hechos fundamentales: los magistrados de la Sala de lo Constitucional (en adelante, Sala), el órgano judicial encargado de interpretar la carta magna, fueron cambiados por el oficialismo parlamentario tras declarar inconstitucional decretos ejecutivos y legislativos que restringían el derecho al libre tránsito; luego, esta nueva Sala interpretó que el citado artículo 152 prohibía la reelección (solo) para presidentes que estuvieron en el poder durante 10 años. El Tribunal Supremo Electoral no tuvo sino que acatar esta medida con la única condición de que el presidente renuncie seis meses antes de las nuevas elecciones. La receta del presidente de Nicaragua: 500 ml interpretación favorable y 150 ml de mayoría en el Congreso en abundante desbalance de poderes. ¿Recordará Bukele que criticó en el 2017 a Juan Orlando Hernández por reelegirse?





Es fundamental el derecho a la libertad de expresión, no depende de cuánto le agrade al Gobierno o no. Por ejemplo, en el pasado año, el autobús de Hazte Oír fue censurado luego de dar un mensaje contundente: «Les niñes no existen». Sean de agrado o no, es legítima su libertad de expresión; así como también es legítima una marcha feminista pacífica. Una cuestión que ignoró el presidente salvadoreño cuando tomó partido sobre cuáles medios son los correctos. «Este “periódico” es menos que basura. Esa es la verdad. Son una desgracia para nuestro país», dijo sobre La Prensa Gráfica; mientras que los periodistas del diario El Faro han denunciado que el Ministerio de Hacienda les pidió documentos no tributarios, han demandado ante el Tribunal de Estados Unidos a una empresa de spyware y responsabilizan directamente al presidente Bukele.

No celebro a las maras salvadoreñas, pues su plan de seguridad ha reducido el porcentaje de homicidios. Así como lo cortés no quita lo valiente, tampoco lo efectivo quita lo antidemocrático; es decir, aplaudo que el presidente haya tenido éxito en reducir la tasa de violencia, pero también condeno sus acciones antidemocráticas. Incluso los aliados republicanos del Congreso estadounidense se han manifestado en contra de este actuar en una carta: «Le escribimos hoy para expresar respetuosamente nuestras preocupaciones con respecto a los recientes acontecimientos en El Salvador que han sido documentados por varias organizaciones de noticias. Específicamente, nos preocupa lo que parece ser una desviación lenta pero segura del Estado de Derecho y las normas de la democracia».



Fuentes:

Apellido(s), Inicial Nombre(s) Autor(es). (mes dia, año). Título del artículo. Nombre del periódico, #volumen(#Edición o #ejemplar).


Constitución Política de El Salvador, 1983.


Menéndez, C. (2020, 16 diciembre). Nayib Bukele irrumpe con militares armados en el Congreso salvadoreño. euronews.


Competencias de la Sala de lo Constitucional. Órgano Judicial de El Salvador. https://www.csj.gob.sv/sala-de-lo-constitucional-competencias/


González Pogo, D. I. (2017). El principio de los pesos y contrapesos en el constitucionalismo ecuatoriano contemporáneo. Revista Facultad de Jurisprudencia.

Manetto, F. (2021, 2 mayo). La Asamblea controlada por Bukele destituye al Constitucional de El Salvador. El PaÃs.


Miranda, W. (2021, 4 septiembre). La Sala de lo Constitucional de Bukele aprueba la reelecciÃ3n presidencial. El PaÃs.


Decreto ejecutivo N° 29. (Junio, 2, 2020). Ministerio de Salud de El Salvador. https://covid19.gob.sv/wp-content/uploads/2020/06/Decreto-Ejecutivo-No-29.pdf


La Sala de lo Constitucional de El Salvador declaró la inconstitucionalidad de los decretos que regulaban el Estado de Emergencia para evitar la propagación del COVID-19. (s. f.). https://www.dentonsmunoz.com/es/insights/articles/2020/june/11/the-constitutional-chamber-of-el-salvador-declared-the-unconstitutionality-of-the-decrees


Sjv, C. (2013, 5 noviembre). Daniel Ortega busca la reelección indefinida en Nicaragua. CNN.


Ávalos, H. S. (2021, 26 septiembre). Los vínculos ocultos entre Nayib Bukele y Juan Orlando Hernández regados por el dinero de la dictadura de Maduro. infobae.


Keeley, G. (2023, 17 febrero). Ataques hostiles y vigilancia amenazan los medios en El Salvador. Voz de América.


Baires, R. (2020, 30 septiembre). Congresistas republicanos muestran preocupación por la democracia salvadoreña. FOCOS.

269 visualizaciones0 comentarios

コメント


bottom of page