top of page
  • Foto del escritorSol Pozzi-Escot

La tierra de todos los sueños: ¿Por qué no casarse en Ica?

Actualizado: hace 4 días

Hay quienes dicen que el hombre está hecho de sueños. No necesariamente sueños grandiosos, pero sí sueños que, puestos uno al costado del otro, terminan por forjar poco a poco la silueta de una existencia. Sueños como hacer más llevadero el día a día, o sentirse más realizado en el camino. O, sino, sueños como coger a alguien de la mano y lanzarse a la aventura de la vida. 



Y, como vía hacia esos anhelos y aspiraciones, la industria de organizadores de bodas en nuestro país se ha convertido en un catalizador para hacer estos sueños realidad. 


De hecho, la industria de organizadores de bodas es una de las que más se viene fortaleciendo después del quiebre que significó la pandemia. Según información difundida por Event Planners Latinoamérica, en 2023, la industria de eventos y reuniones en Perú generó ingresos por US$700 millones, y se espera que, este año, crezca un 11 %. 


La reactivación del sector es un sueño que se vislumbra como más cercano. Según la Asociación de Municipalidades del Perú (AMPE), el año pasado la industria de bodas se recuperó en un 50% y el pronóstico para este año es positivo. Es una realidad: las parejas están retomando sus planes de matrimonio y las bodas han vuelto a la cotidianidad de los peruanos. 


Ante este resurgimiento, las parejas comprometidas se encuentran frente a frente con la pregunta primordial: “¿Dónde nos casamos?”.


Un sueño hecho realidad: Bienvenidos a Ica

“Ica tiene todo” es la máxima que resume la riqueza de esta región. “En Paracas tienes las Islas Ballestas, luego las haciendas, más allá los viñedos, la Huacachina. Y, claro, las Líneas de Nazca…Hay historia, cultura, mar, desierto, campo… en un solo lugar”, es como lo resumió Billy Koch, diseñador de viajes, quien cuenta con amplia experiencia en la organización de eventos. 


Huacachina, emblemática perla del desierto (Foto: inkanmilkyway.com)


Koch resalta que, a lo largo de los últimos años, ha notado un creciente interés de turistas por realizar sus celebraciones y fiestas en Ica. Pueden ser matrimonios, pero también aniversarios, cumpleaños y demás ocasiones que permanecerán como recuerdos imborrables en las mentes de todos los participantes. Celebraciones de la belleza de la vida bajo el cálido cielo de Ica. 


Pareja de novios se da el sí en la Viña Tacama, Ica (Fotografía: Gustavo Rodas)


Un cocktail de recepción para el día de la llegada de los invitados, luego un paseo por los viñedos, al día siguiente el gran evento, la boda. Pero, para finalizar, ¿por qué no un glamping en el desierto?, plantea Koch. 


El glamping es una nueva tendencia de campamento de lujo en el desierto, donde los organizadores proveen todo lo necesario, desde carpas hasta una cena gourmet, pasando por la fogata e incluso un tabladillo para continuar la celebración. ¿Qué mejor lugar para realizar una promesa de amor que bajo el estrellado cielo, con la bendición de milenarios vientos y frente al fuego interminable que amalgama un desierto infinito?


Una experiencia de glamping (Fotos: Aventura Terrícola)


Más allá de su atractivo romántico, esta industria tiene un impacto significativo en la economía local. Sucede que cada matrimonio en Ica es, finalmente, una promesa de amor que, sin saberlo, contribuye al salvataje de una industria golpeada. 


Según Koch, cuando una pareja realiza su boda en Ica, activa una serie de industrias locales cuyos servicios son requeridos por los novios y sus invitados. “Toda la industria de viajes, traslados, hospedajes, los tours que se hacen para una boda de destino, el catering, las estructuras…Las bodas de destino son una oportunidad muy grande para impactar positivamente en muchas otras industrias”, puntualiza. 


Un sueño que mueve industrias 

El impacto de las bodas de destino en la economía local es profundo y multifacético. Cada boda organizada en Ica no solo involucra a los proveedores directos, como organizadores de eventos y caterings, sino que también activa una serie de industrias complementarias. Los floristas, decoradores, músicos y fotógrafos encuentran en estas bodas una fuente de trabajo. Asimismo, la necesidad de transportar a los invitados y novios genera ingresos para empresas de transporte y alquiler de vehículos.


Además, la demanda por hospedaje de lujo para los novios e invitados activa el sector hotelero, impulsando a hoteles y alojamientos locales a mejorar y diversificar sus servicios. Esto no solo incrementa el empleo en el sector hotelero, sino que también promueve la inversión en infraestructuras y la mejora de la calidad del servicio, beneficiando a tanto a los visitantes como ciudadanos de la región.


La Asociación Peruana de Agencias de Viaje y Turismo informó que un turista de lujo puede gastar entre 1000 a 1500 dólares diarios (Foto: Aranwa Paracas Resort & Spa)


El sector de la moda también se ve beneficiado, con diseñadores y boutiques que ofrecen trajes de novios y vestidos de novia exclusivos. Las pequeñas y medianas empresas de joyería encuentran una plataforma para exhibir sus productos, atrayendo a clientes que buscan alianzas y joyas únicas.


Además, la gastronomía local se destaca en estos eventos. Restaurantes y chefs locales tienen la oportunidad de presentar la rica tradición culinaria de Ica, desde platos tradicionales hasta innovadoras creaciones gourmet, utilizando productos locales y frescos, lo que a su vez beneficia a agricultores y productores de alimentos de la región.


Muchas empresas han logrado posicionarse en este mercado cada vez más dinámico y económicamente influyente. Entre ellas destaca Huacachina Desert Camp, una agencia tour-operadora especializada en servicios de glamping y cenas en el desierto. Con más de diez años de experiencia en estas actividades, la empresa cuenta con Marco Granda como gerente, quien explicó el impacto positivo de sus actividades en la economía local.


Granda explica cómo es que el creciente interés por el glamping representa una oportunidad de crecimiento para la economía iqueña: “Primero, está la necesidad de comprar productos. Para eso, tenemos proveedores en el mercado. También tenemos proveedores de traslados y de alimentos. El personal que trabaja con nosotros ha crecido y el nivel de mano de obra ha aumentado debido a la complejidad de armar y desarmar las carpas para el glamping. Esto ayuda a los vendedores locales y genera empleo en la comunidad”. 


Además, Granda destaca la diversidad de su clientela, señalando que un 70% de los turistas que recibe son nacionales. Esta tendencia, afirma, se debe a la mejora de la infraestructura vial que ahora conecta Lima con Ica en menos tiempo, así como al perfil del turista nacional, caracterizado por su espontaneidad. Hoy, el peruano empieza a mirar hacia adentro de su país. Otro sueño que se viene realizando. 


Un sueño factible

Los sueños que forman familias y abren caminos hacia el futuro son los que impulsan al Perú en su carrera hacia la prosperidad. Sueños de superación, sueños de progreso. 


La pandemia, con sus más de 200 000 muertos, estuvo cerca de sepultar ese ideal. Pero, como siempre, el Perú resistió y, hoy, Ica comienza a resurgir desde la majestuosidad de sus desiertos, la frescura de su campiña y los misterios de su historia. 


Las Líneas de Nazca, objeto de fascinación de la humanidad (Foto: inkayniperutours.com)


Sandra Zubieta, Decana de la Facultad de HTG y directora de la carrera de Administración Hotelera de USIL, expresa claramente la necesidad de reactivar el sector. “Con la pandemia, el turismo en el país tuvo un colapso terrible. Para el año pasado, se esperaba una mejora, pero los conflictos sociales y los bloqueos de las carreteras, hicieron que todo lo que esperaba fuera exitoso, se cayera”. 


Esa situación, sin embargo, empieza a cambiar. De acuerdo a cifras del portal Turismo In del Ministerio de Comercio Exterior y Turismo (MINCETUR), en el mes de marzo del 2024 el Perú recibió a 259 288 turistas extranjeros, configurando así el mejor mes en lo que va del año y quedándose corto, por muy poco, del mes más alto del 2023, que fue julio, con 263 123. 


Por otro lado, según MINCETUR, en el 2023, el Perú recibió a 2,5 millones de turistas internacionales, es decir un 26% más que en el 2022


Es decir, la perspectiva es positiva. Sin embargo, quedan aún retos por superar para que Ica pueda estar a la altura de su potencial como destino ideal para bodas. 


Un sueño al final del pasillo  

Efectivamente, existen aún diversos baches por sortear antes de alcanzar el ideal de un desarrollo pleno del sector turismo en la región Ica. 


El primero de estos, precisó Sandra Zubieta, es la profesionalización de los proveedores de servicios de bodas en la región. Explicó que se requiere que estén mejor capacitados y equipados para satisfacer las demandas de los clientes y así evitar la dependencia de proveedores externos, especialmente de Lima.


Según INEI, la actividad de restaurantes creció un 1,45% en enero de este año en Perú


Por otro lado, Zubieta resaltó la necesidad de resolver el problema de la seguridad en la región. Esto, ya que la seguridad juega un papel crucial en la promoción del turismo y en la percepción positiva del destino como un lugar atractivo para celebraciones y eventos. 


Pero, quizás es el más importante de los retos a superar, según la experta, es el de la comunicación. Detalló que aún no se ha logrado comunicar el potencial de Ica como escenario para bodas de destino, de la misma manera que sí se ha logrado para, por ejemplo, la región del Cusco. 


Zubieta insistió en la necesidad de comunicar eficazmente el valor y la experiencia memorable que ofrecen las bodas de destino en comparación con las bodas tradicionales. Esto implica resaltar la exclusividad, la personalización y la belleza natural del destino, así como el potencial de crear recuerdos duraderos para los novios y sus invitados. Precisó que para lograr una comunicación efectiva, se requiere la colaboración con voceros, medios de comunicación y generadores de contenido para destacar las cualidades y ventajas de cada destino.


Un sueño compartido…y peruano

Si bien los propios trabajadores del sector tienen una responsabilidad ante la reactivación de su rubro, se trata de una responsabilidad compartida. El otro peso del reto recae sobre el Estado. 


Al respecto, Cecilia Rispa, Gerente de Ventas y Eventos y actual Social Sales & Events Sales Manager del JW Marriott Hotel Lima, aseguró que es preciso el involucramiento de las autoridades para lograr un “marco político y económico para seguir creciendo y promocionar las bodas de destino como un segmento adicional en el turismo”


La Dirección Regional de Comercio Exterior y Turismo - Ica tiene como función liderar en innovación y exportación, impulsando el desarrollo regional mediante empleo e ingresos

(Foto: DIRCETUR Ica Facebook)


Para lograr esto, precisó Rispa, se debe conseguir la formalización y visibilidad ante el Estado, así como la agremiación de trabajadores a nivel de cada región y la colaboración entre regiones. 


Por otro lado, señaló que es crucial utilizar la tecnología para capacitación y comunicación, siendo a la vez conscientes de la importancia de la sostenibilidad del entorno turístico, que en su mayoría es patrimonio cultural o natural.  


Finalmente, Rispa hizo hincapié en la necesidad de ejecutar estrategias de marketing personalizadas, estudiando al cliente y al público objetivo, para crear experiencias que se adapten a sus preferencias y necesidades.


Se trata de una solución que pasa por una acción coordinada entre las autoridades y los trabajadores del sector. Para estos últimos, la clave al desarrollo se resume en una sola palabra: “innovación”. 


Así lo planteó Rispa, precisando que “debemos usar nuestra creatividad peruana para poder salir fuera de lo convencional y ofrecer servicios que no ofrezcan los otros destinos, para así hacerlos únicos”. 


Para eso, propuso la experta, una de las experiencias que se pueden promocionar son las escapadas nupciales, al estilo Las Vegas, o la renovación de votos. También se pueden realizar despedidas de soltera, bodas ecofriendly, con mascotas o con elementos inspirados en las culturas precolombinas, es decir, que vayan de acuerdo al gusto de los novios y permitan no solamente generar momentos únicos, sino también contribuir a la reactivación de un sector de suma importancia para la economía iqueña y nacional. 


Los sueños impulsan al hombre hacia el futuro. Lo levantan cada mañana y lo motivan a trabajar por una vida mejor. Los sueños también se nutren de la naturaleza, la historia y la cultura. Son estos sueños los que definen la identidad de un país, e Ica los alberga todos. Es el testimonio de un pasado majestuoso, la imagen de un presente dinámico y la promesa de un futuro próspero. Ica lo tiene todo; solo es cuestión de que todos lo sepamos.


Una infinita promesa de amor (Foto: Elopement Time)

92 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page