top of page
  • Foto del escritorRedacción

Escándalo en la farándula: Revelaciones de hermanas de Alex Brocca sobre "Chola Chabuca"

En un inesperado giro para la farándula peruana, las hermanas de Álex Brocca, la expareja de Ernesto Pimentel, rompieron su silencio después de 24 años para enfrentarse al creador de la ‘Chola Chabuca’ luego del estreno de su película autobiográfica.



Desde Chile, Jésica y Verónica Gutiérrez expresaron su indignación en una entrevista para ‘Amor y Fuego’ al asegurar que la cinta distorsiona lo que en verdad pasó en aquella época y que ahora lucharán por limpiar la imagen de su hermano.

Según explicaron, en el filme tachan al fallecido bailarín como una persona manipuladora, vividor, oportunista, tóxica y envidioso por el éxito de Pimentel, no obstante, ellas aseguran que Álex Brocca era quien le ayudaba a confeccionar sus primeras polleras con la ropa de su madre.

“¿Cómo esta persona puede ser tan mentiroso? Esta persona lo trataba como un chulillo. (…) Llega un momento que uno dice basta de tantas mentiras, de tanta cochinada que se dice de mi hermano”, sostuvo Verónica Gutiérrez.

Jésica y Verónica también negaron que Álex Brocca haya extorsionado a Ernesto Pimentel con la publicación de su libro y aseguran que antes del lanzamiento le comunicó que el objetivo era generar dinero para solventar los gastos de su tratamiento contra el VIH. En tal sentido, ahora cuestionan que Ernesto haya demandado a su hermano por contar detalles de su romance, y que casi 30 años después él haga lo mismo.

En medio de esta controversia, surge un nuevo libro sobre la vida de Álex Brocca, el difunto compañero sentimental de Ernesto Pimentel. El libro revela detalles íntimos de su relación y los desafíos que enfrentaron. Según el autor, Álex Brocca, un renombrado bailarín y coreógrafo en el ámbito artístico peruano, conoció a Ernesto Pimentel en los años 90 durante un evento de televisión. La conexión fue instantánea y pronto se convirtieron en una pareja influyente en el circuito de la farándula.

En el libro, Brocca describe su relación con Pimentel como intensa y llena de altibajos emocionales. Revela cómo su amor mutuo les ayudó a enfrentar diversos desafíos, incluyendo la lucha de Álex contra el VIH. Brocca destaca la importancia del apoyo de Pimentel durante los momentos más difíciles, subrayando el carácter compasivo y solidario de Ernesto. Sin embargo, también menciona periodos de conflicto y malentendidos que pusieron a prueba su unión.

Brocca falleció en 2004, después de una prolongada batalla contra el VIH-Sida, una lucha que enfrentó con el apoyo constante de Ernesto Pimentel. El libro detalla los últimos días de Álex, enfatizando la dedicación de Ernesto en cuidar de él y la profundidad de su relación hasta el final. La honestidad y valentía con la que Brocca compartió su experiencia con el VIH ha sido fuente de inspiración para muchas personas en la comunidad.

留言


bottom of page