top of page
  • Foto del escritorAldo A. Lorenzzi Bolaños

Diálogos por la Región: Entrevista a José Ocampos (Paraguay)

Abogado, Doctor en Ciencias Jurídicas, jefe de la Cátedra de Derecho Diplomático de la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional de Asunción, político y miembro del Partido Colorado del Paraguay, nos cuenta desde su visión la situación actual previas a las próximas elecciones en su país, asimismo, su visión de la región.



¿Qué está pasando actualmente en el Paraguay, en un momento donde pronto tendrán la oportunidad de elegir nuevas autoridades?


Hoy en día Paraguay está pasando una etapa que podríamos llamar bisagra en su historia, ya que han sido electas por el partido más popular del país, que es el partido Colorado, estas son las fuerzas políticas que defienden la línea histórica y tradicional e identitaria de nuestro país.

Aquí en Paraguay el partido más grande es el Partido Colorado, el cual tiene mayor cantidad de afiliados, en esta organización hay distintas facciones y ha ganado la más popular, dentro de este partido existen distintas alas, podríamos decir que ha ganado una de las más tradicionales por lo que defiende la identidad y han tenido más acciones en homenaje a la doctrina del partido, sobre todo abocado a los sectores más vulnerables de nuestra sociedad. Por esta razón es un momento bisagra, ya que, por primera vez, estamos padeciendo la intromisión de poderes muy fuertes extranjeros que desean ser actores protagónicos en estas elecciones de abril.


¿Cómo podríamos considerar la escena política paraguaya en este 2023, específicamente en relación a los principales candidatos?


Existen diferencias marcadas entre candidatos, hay organizaciones que no han tenido elecciones internas, por ejemplo, sino han sido designadas a dedo las fórmulas, hay candidatos que tienen denuncias de corrupción entre otras, como es el caso del candidato Efraín Alegre que tiene denuncias en su propio partido, otras que son graves de corrupción y demandas.

Pero sobre todo que esta candidatura por ejemplo representa a una izquierda progresista radical que está penetrando en nuestra región, tiene una tendencia ideológica tipo Boric y Maduro, que buscan gobernar con un globalismo que constituye una dictadura en todo el mundo, además esta Santiago Peña y Pedro Aliana, dos jóvenes figuras nuevas en la política paraguaya, Aliana ha sido gobernador de su provincia, ha sido presidente de la cámara de diputados, ha sido presidente del Partido Colorado, por otro lado Peña ha sido ministro de Hacienda y tiene una preparación intelectual extraordinaria, son personas frescas en la política y han triunfado en las internas del Partido Colorado, ellos representan esa ala independiente patriota nacional paraguaya, que está enfrentado un poder que busca instalarse desde el extranjero como es la izquierda radical, por eso que estas elecciones son extremadamente muy importantes, ya que el Partido Colorado con sus defectos y virtudes representan a la última resistencia del Paraguay en defensa de sus auténticos valores históricos, tradicionales y hasta espirituales, ante un radicalismo fuerte que ha quemado en Chile 40 iglesias incluida la Catedral de Santiago su capital y que viene con esa tendencia y modelo de Black Maddy Antifaz y los famosos abortistas LGTB en toda la Región.

¿Qué efecto tiene en Paraguay, esta tendencia de la región hacia líderes socialistas, hay alguna posibilidad que la izquierda tenga notoriedad en estas próximas elecciones?


Los lideres no son socialistas, sino forman parte del contenido socialista, que está lejos de la reivindicación social de sus pueblos que defiende más el aborto, la eutanasia, la legalización del matrimonio homosexual, la pedofilia y que tienen una agenda global en todos los aspectos ecológico, gay -lésbico. Viene a atentar a todos los factores de producción, es calcada esta línea en todo América y que es representada lastimosamente por este globalismo instalado en Washington con la figura de Biden, donde se derrama el financiamiento, así como es Venezuela en esta parte de la región aporta, donde da soporte a estos contenidos progresistas radicales “la nueva izquierda” en ese marco por primera vez tenemos una intromisión directa que es la embajada de Estados Unidos que esta haciendo una campaña feroz a favor de una izquierda radical.


¿Cuánto influye en la economía, por su cercanía con el Brasil, que Lula sea presidente de Brasil?


En el caso de Brasil, específicamente Lula Da Silva, es un caso muy especial con respecto al Paraguay. Ha respetado mucho la independencia del Paraguay, nunca se ha involucrado, tiene buenas relaciones con el partido Colorado siempre.

En materia política exterior ha tenido una conducta favorable a conceder pronunciamientos a favor del Paraguay mucho más que Bolsonaro. La verdadera intromisión y el peligro es desde la embajada de USA, desde la guerra de Ucrania con Rusia y la nueva guerra fría que mantiene con China, por el conflicto con Taiwán, ya que cada dos meses nos sorprende con una sanción política, de su departamento del tesoro, declaraciones del gobierno quitando visas a líderes políticos del Partido Colorado. Haciendo intromisión directa en asuntos internos, estando prohibido por la Convención de Viena, y es que es demasiado grosero el apoyo al candidato Alegre, por lo que el Paraguay depende de la fortaleza del partido Colorado actualmente.


¿La sociedad paraguaya está decepcionada de sus autoridades, como pasa en otros países de la región, hay un desgaste de sus instituciones democráticas o considera que esta situación no pasa en Paraguay?


La sociedad paraguaya ha dado un veredicto en estas elecciones internas del Partido Colorado, ya que la facción que ha ganado en el partido Colorado, le ha ganado al actual presidente de la república Mario Abdo, ya que el presidente postuló como presidente del partido y ha perdido por una enorme mayoría.

El pueblo paraguayo siempre ha ejercido una soberanía en ese sentido a través de las elecciones, le ha dado un voto castigo a la actual administración y existen enormes desafíos, que tienen que ver sobre todo con los sectores sociales excluidos y que en gran medida la realidad es igual en América Latina, una región con enormes recursos, pero que paradójicamente tiene sectores vulnerables, que no han participado en la “repartición de los panes”. Las obras sociales, la infraestructura, la salud y la educación son prioridades para Peña, para esta facción del partido Colorado y para el Paraguay.

Lo que no queremos es que se instalen modelos populistas orientados exclusivamente en la entrega de dinero directamente, planes sociales “planeros” como lo llaman en Argentina o subsidios en otras partes, que amplíen la deuda externa a través del tiempo y sea una bomba. El Paraguay siempre se ha destacado por una disciplina fiscal, una economía con mucha previsibilidad y debemos de recuperar esa estabilidad, por que el trabajo, la iniciativa privada, la pequeña y mediana empresa siempre ha sido el motor grande, que ha traído inversiones inmensas que ha sido el tesoro escondido en el caso paraguayo.


¿Cuál es su lectura de lo que esta pasando en nuestra región, la intención de los cambios de constituciones para fomentar “integracionismos” donde según los impulsores “reivindican al ciudadano rezagado”?


No podemos negar solo ver nuestro país, sino también a nuestros vecinos y ver el continente, sobre todo por los orígenes comunes que tenemos y los padecimientos que hemos pasado juntos desde México a la Patagonia, los planes que nos han introducido desde el exterior desde Europa y Estados Unidos, sin embargo, tenemos que aprender a mirar la realidad como Latinoamérica y como Iberoamérica. Como países hermanos, con los mismos problemas dejar de lado el egoísmo y practicar una integración que no signifique la conquista de la soberanía y la introducción de una ideología radical de izquierda que se basa en la expropiación y la persecución de la iniciativa privada. La adopción de agendas de contenido LGTB, y demás elementos que no forman parte de la identidad propia, sino de una agenda global. Pero sobre todo en materia social debemos de entender que nuestros pueblos deben de dejar la extrema pobreza y pasar a una clase media estable para siempre. América Latina necesita dar ese paso que tiene pendiente desde hace muchísimo tiempo.


¿Por qué considera usted que se ha dado esta falta de liderazgos en Latinoamérica con respecto a la derecha, cuáles cree que han sido los errores?


El triunfo de la izquierda en Latinoamérica, en gran medida constituye el fracaso de los modelos que se le han enfrentado, por ejemplo, en Chile al presidente Piñera, le faltó coraje y valor, incluso concediendo la legalización del aborto, el matrimonio homosexual y otras agendas globalistas, ha tenido desde el exterior una presión muy grande, representada por estos movimiento globalistas que han incendiado todo Chile, que han atacado sobre la figura de los carabineros, y que ha destruido prácticamente este país.

Lo mismo podemos decir del fracaso de Macri en Argentina, ni que decir de Bolsonaro que a lo mejor si hubiese tenido un poco de criterio de mayor diplomacia e inteligencia, sobre todo en la pandemia cuando minimizó, rechazo el impacto del Covid - 19 fue innecesaria esa conducta de no darle importancia sobre todo en el aspecto de las pérdidas humanas, lastimosamente esto ha sido determinante para estas elecciones y fue la pequeña diferencia para darle el triunfo a Lula.

Así podemos ver los casos de retorno de la izquierda en Bolivia por ejemplo y en otras partes del continente, el choque que está afectando en Perú resistiendo el embate de la izquierda, donde vemos al presidente Castillo con el respecto que se merece, es impresentable, se presenta con un sombrero, no pudiendo hilar tres frases, es una locura que una persona con ese perfil pueda llegar a ser presidente.

Particularmente pienso que más allá de la izquierda y derecha, debemos de ver el lado pragmático, que los sectores tradicionales que defienden la soberanía popular, que defienden las tradiciones, la cultura, la fe cristiana y el patriotismo de nuestros pueblos tienen que aprender a dejar de ser egoísta entre sí, ya que en la realidad se da que estas facciones solo tienen “caciques” , no “tropas” y aprender a unirse para enfrentar estas agendas y deben de entender que en la soberanía popular no solo deben de participar empresarios, o gente de iniciativa privada sino deben de preparar y que puedan participar “todos” y deben de entender que no se les va a mentir que van a tener acceso a una mejor calidad de vida, es el desafío que no se ha podido conquistar y que izquierda aprovecha.


¿Cómo podríamos combatir al populismo en general en nuestra región?


El populismo no es ningún descubrimiento, se combate con acciones reales a favor del pueblo, existen zonas socialmente vulnerables en nuestro continente, que han sido abandonados por los gobiernos de todos los signos sociales, estos sectores no creen en nada, no creen en la bandera de nuestros países, y están a merced de grupos radicales que les proponen una “lucha”, entonces la conquista del corazón de esas masas sociales relegadas, no es ningún descubrimiento cuando decimos que hay reconquistarlas con las pruebas, con las acciones y sobre todo con la dignidad.

No importa si una persona es de derecha o izquierda, nacional o extranjera, católico, evangélico o ateo, se merece la dignidad de tener derecho al trabajo, derecho a una educación y los sectores que tienen mayor ventaja, deben de entender que para no darle espacio a los modelos radicales de izquierda, hay que hacer un esfuerzo por darles condiciones, darles una mano, a quienes no participan de la mesa, no por tratarse de un populismo, sino que es una protección misma de la sociedad.

Cuando el sector pobre vulnerable, tienen acceso a oportunidades inmediatamente pasan a convertirse en conservadores, a tener fe y a tener una vida más disciplinada, ese es el desafío enorme que existe. En Paraguay se constituye otra vez como una isla dentro del continente, con una izquierda radical que lo rodea en los cuatro puntos cardinales, hemos resistido como la historia de mi país muestra, la guerra de la triple alianza que generó tácticamente el exterminio de “la raza” y que cayó en cerro Coraco el Mariscal Francisco Solano López, quien cayó con sus 123 hombres que lo acompañaban, contra 8,000 que enfrento en una carga final emotiva, escribiendo una pagina hermosa de nuestra historia por la defensa de la autodeterminación de los pueblos.

Por eso el lema del partido Colorado es “Dios, Patria y Familia”, por que de Dios venimos y vamos a regresar, la Patria representa nuestras tradiciones lo que hemos pasado como nación y la Familia por que una familia unida es un estado fuerte. En una familia unida el niño aprende a crecer en confianza, fe en sí mismo y autodeterminación y se inculcan los primeros valores que el niño defenderá toda su vida. Eso es principal para el estado defender la institución familiar, que paradójicamente es principal foco de ataques del globalismo, el cual viene a destruir todo lo que consideramos sagrado, la familia tal cual la conocemos, nuestra fe cristiana como la practicamos, nos tildan de arcaicos, y nuestro patriotismo en nuestros pueblos que por defender esto, nos etiquetan como nazis y fascistas. Ojalá que nuestra región entienda el momento bisagra que vivimos y demás esta decir que mi país, con tantos desafíos que ha tenido en su historia, este preparado para resistir una y mil veces más, y así lo hacemos desde el partido Colorado y por más intromisiones de poderes fácticos y poderosos que existan va a triunfar el poder popular, la garra guaraní y nuestra fe cristiana.





207 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page