top of page
  • Foto del escritorRedacción

Del golpe al rescate democrático: Un año después de la crisis que sacudió al país

El 7 de diciembre de 2022, Perú experimentó un momento crítico en el que la democracia se vio amenazada debido al intento del entonces presidente Pedro Castillo de llevar a cabo un golpe de Estado. Este hecho se conmemora un año después, analizando el discurso y las acciones que llevaron al país a esta situación.



A las 11:41 de la mañana, Pedro Castillo dirigió un mensaje a la Nación, señalando al Parlamento, al sistema de justicia, a los medios de comunicación y otras instituciones como responsables de los problemas de su gobierno. Ese mismo día, el Congreso tenía programado discutir la tercera moción de vacancia presidencial contra Castillo.

Las revelaciones de sobornos por parte de Salatiel Marrufo, exjefe del gabinete de asesores del Ministerio de Vivienda, añadieron más complejidad al escenario. Marrufo confirmó la entrega de sobornos a Castillo y denunció pagos mensuales para mantener en el cargo a Geiner Alvarado, ministro de Vivienda.

En su mensaje a la Nación, Castillo anunció la disolución temporal del Congreso, la instauración de un gobierno de emergencia excepcional, la convocatoria a elecciones para un nuevo Congreso con facultades constituyentes y medidas como el toque de queda a nivel nacional.

Tras el mensaje, se cerraron con candado las puertas del Congreso por temor a una toma de la sede. La avenida Abancay fue cerrada debido a manifestantes a favor y en contra de Castillo. Ministros renunciaron, y algunos representantes del gobierno abandonaron el Palacio de Gobierno.

La fiscal de la Nación, Patricia Benavides, se pronunció en contra del intento golpista, y la Procuraduría General de la República presentó una denuncia penal contra Castillo. El Tribunal Constitucional demandó la aplicación del procedimiento de sucesión presidencial.

En el Congreso, se propuso la vacancia presidencial, y José Williams, presidente del Parlamento, condenó la decisión de Castillo, proponiendo la vacancia por incapacidad moral. La vicepresidenta, Dina Boluarte, calificó el hecho como un golpe de Estado.

Los comandantes de las Fuerzas Armadas y la Policía anunciaron que respetarían el orden constitucional. Sin respaldo y ante la amenaza de vacancia, Castillo abandonó Palacio de Gobierno. Ciudadanos impidieron su avance hacia la embajada de México, y fue detenido por sus custodios.

En el Congreso, se aprobó la vacancia presidencial, y Dina Boluarte asumió la presidencia, convirtiéndose en la primera mujer en ocupar este cargo. Castillo, quien buscó un control inconstitucional, fue destituido dos horas después. El día de hoy, recluido en un penal, enfrenta investigaciones fiscales y posibles actos de corrupción.


131 visualizaciones0 comentarios

Σχόλια


bottom of page