top of page
  • Foto del escritorSol Pozzi-Escot

César Campos: "La presidenta no debe cantar victoria"

ContraPoder (Diario Expreso) - 11/06/2023


César Campos Rodríguez es periodista, ha acumulado más de dos décadas de experiencia como director y editor en varias publicaciones peruanas, así como en programas de radio y televisión. ContraPoder conversó con Campos, para conocer cuál es su visión del actual gobierno de la presidenta Dina Boluarte, y qué perspecvas augura a corto plazo para un gobierno que ha encontrado una manera de permanecer.



En líneas generales, ¿cómo califica los primeros seis meses de gobierno de Dina Boluarte?


Tuvo un inicio desconcertante por no precisar bien su distancia de lo que representó el nefasto gobierno del delincuente Pedro Castillo. Hoy parece tener más claro el horizonte político pero su dubitación inicial todavía le pasa factura.


Analizando aspecto por aspecto, uno de los sucesos que más resaltaron en estos últimos meses fueron las protestas de diciembre y enero. ¿Hubo abuso de autoridad en ese contexto? ¿La presidenta tendría alguna responsabilidad?


Seamos claros y tajantes en admitir que las legítimas protestas de un sector minoritario de la ciudadanía fueron sobrepasadas por una muy bien planificada ofensiva terrorista y radical que perseguía eclosionar la ya débil institucionalidad del estado. En toda refriega donde actúa la subversión, lamentablemente hay costos humanos y los responsables individuales deben ser identificados. No veo responsabilidad alguna en un gobierno que sólo aspiraba a recuperar el orden público.


Este punto nos lleva a la relación de la presidenta con la Fiscalía, particularmente la Fiscal de la Nación, Patricia Benavides, quien dirige las pesquisas. ¿Existe un nivel de complicidad tácita entre la mandataria y la titular del Ministerio Público?


De ninguna manera. La independencia y buen desempeño profesional de la fiscal de la Nación es, por el contrario, un buen indicativo que se abandona la atmósfera turbia, sesgada y politizada de su antecesora Zoraida Ávalos. No hay contubernio posible.


¿El gabinete Otárola ya se agotó, o aún debe continuar?


Alberto Otárola ha demostrado habilidad política para abrir las puertas del diálogo con diferentes sectores organizados del país y otorgarle metas a la administración Boluarte. El gabinete que preside, sin embargo, sí tiene elementos agotados como por ejemplo la titular de Salud Rosa Gutiérrez. Se debe evaluar y rápido su permanencia en el Ejecutivo.


La presidenta no ha estado libre de cuestionamientos por el financiamiento de su campaña política en las últimas elecciones. ¿Dina Boluarte es transparente?


Objetivamente y hasta donde alcanzan las primeras investigaciones fiscales, Boluarte no era un elemento central en el acopio y disposición del dinero malhabido para la campaña de Pedro Castillo. Como candidata a la vice presidencia, sin duda, no pudo ser ajena al uso de tal dinero para fines proselitistas, pero es menester determinar con precisión si tuvo conocimiento del origen ilícito del mismo.


Desde el Ministerio de Vivienda se han tomado medidas de lucha contra la corrupción, a raíz de los destapes del Fondo MiVivienda. ¿La ministra de Vivienda - y claro, la presidenta- tienen autoridad moral para levantar la bandera anticorrupción?


Por lo menos, tienen el desafío de levantarla ante evidencias tan contundentes de corrupción. El caso Sada Goray no es poca monta y cada vez aparecen más actores y actrices de una compleja red criminal que, dicho sea de paso, venía operando hace bastante tiempo en esa área del Estado. La actitud firme de la ministra Hania Pérez de Cuellar es encomiable y debe respaldarse.


Otro punto a resaltar de los últimos meses ha sido la catástrofe generada por el ciclón Yaku, sobre todo en el norte del país. ¿Cómo debería el gobierno aplicar las lecciones aprendidas en este contexto para enfrentar mejor el inminente Fenómeno del Niño que se reportará este año?


El gobierno debe imitar a Winston Churchill cuando, en los inicios de la II Guerra Mundial y vaticinando las terribles consecuencias de esa conflagración, solo prometió a su pueblo sangre, sudor y lágrimas. El Perú padece las 7 plagas de Egipto en los campos económico, político, social, sanitario, seguridad ciudadana, climatológico y costará mucho sacrificio recuperarnos. No se puede ser triunfalista aunque haya muy leves señales de avance o recuperación. Hay que ser realistas. El fenómeno del Niño agravará el cuadro de desgracias que padecemos. Instar a la población a trabajar con denuedo para salir del hoyo es la tarea prioritaria.


Recientemente se ha cuestionado la labor de la Ministra de Salud, Rosa Gutiérrez, a quien se le acusa de no tomar las medidas necesarias y suficientes para detener el avance del dengue en Piura. ¿Cómo califica la situación del sector salud bajo este gobierno?


Ya lo dije: es un flanco débil en el Gabinete Otárola. Los compatriotas de Piura abrazan un comprensible enojo contra esta ministra por los resultados negativos en el combate al dengue. Ello sumado a la mala relación de Gutiérrez con la prensa. Debe pensarse muy seriamente en su remoción.


En relación a lo económico, se siente una mejora de las expectativas y de la confianza empresarial después de la caída del golpista Castillo. Sin embargo, no crecemos a un ritmo suficiente para luchar efectivamente contra la pobreza. Los programas impulsados por el Estado, como el Con Punche Perú y similares, . ¿Tienen resultados positivos?


No solo el Perú padece dificultades económicas. El mundo entero registra indicadores hacia la baja en su crecimiento. Y aun así nuestro país destaca en la región por la fortaleza de sus fundamentos macro económicos y disciplina monetaria. Una misión prioritaria es recuperar el atractivo de la inversión privada, sobre todo en la minería y más particularmente en la explotación del cobre, metal del futuro por el espectacular avance de la producción de autos eléctricos. Nuestras reservas probadas son ingentes y el Perú despegaría con rapidez de la postración en la que nos encontramos.


¿Cómo califica la relación de Dina Boluarte con el Congreso?


Como una milagrosa e interesada convivencia. Milagrosa porque Boluarte no tiene bancada alguna e interesada porque ambos se necesitan para alcanzar sus objetivos y requieren sobrevivir, políticamente hablando. Ello explica que el tema de adelanto de elecciones haya quedado en el olvido. Pero ninguno de ellos debe cantar victoria definitiva. Una profunda metida de pata reactivaría a extremos incontrolables el enojo ciudadano.


¿La prensa está siendo muy condescendiente con la presidenta, por oposición a cómo se solía actuar frente a Castillo?


Hay de todo, como siempre. Pero la prensa caviar - la que se alimentó de su influencia en el Estado desde el gobierno de Alejandro Toledo pasando por los de Humala, PPK, Viscarra y Sagasti - fue marginada por el círculo radical de Vladimir Cerrón en la gestión de Pedro Castillo y ahora quiere retomar el poder preparando el terreno a un candidato de su preferencia. Por el momento acaricia la opción de Vizcarra y Sagasti. Descaradamente le da tribuna al lagarto pese a la aureola de corrupción que tiene. Mientras no logre consolidarlo, tratará a Boluarte con severidad pero no le declarará la guerra.


¿Dina Boluarte llegará hasta el 2026?


Dependerá de ella y también de la suerte que corra el Parlamento ante el ojo ciudadano. Por el momento, todo indica que sí pero mejor mantengámonos a la expectativa.



176 visualizaciones0 comentarios

Kommentare


bottom of page