top of page
  • Foto del escritorRedacción

Alejandro Toledo: ¿Qué es el proceso de extinción de dominios?

El sistema judicial peruano está buscando que ocho propiedades relacionadas con el expresidente Alejandro Toledo pasen a ser propiedad del Estado. Esto incluye una lujosa residencia en la exclusiva zona de Las Casuarinas.



La procuradora especializada en Extinción de Dominio, Liliana Meza, viene ejerciendo la defensa de los intereses del Estado en la demanda presentada por la Fiscalía ante el Poder Judicial. Este proceso busca recuperar propiedades que fueron adquiridas de manera ilícita y permitir que el Estado peruano las recupere. Estos bienes son administrados por el Programa Nacional de Bienes Incautados mientras se resuelve la situación del proceso de extinción que se sigue.

El proceso de extinción de dominio es más rápido que los procedimientos penales, con solo dos fases: la indagación patrimonial y la etapa judicial. Además, como el proceso no se dirige contra personas sino contra bienes, se le corre traslado al demandado, en este caso, Toledo y sus familiares, para que contesten la demanda en 30 días hábiles. El proceso continúa y siguen las etapas siguientes, incluso si el demandado no contesta, porque se le declararía rebelde.

La procuradora especializada explicó que el proceso de extinción de dominio, que busca que ocho propiedades relacionadas con Toledo pasen a ser propiedad del Estado, corre por cuerda separada a la investigación que afronta el fundador de Perú Posible por las presuntas irregularidades en la concesión de los tramos II y III de la carretera Interoceánica. Este proceso no utiliza el término "condena" porque es un proceso patrimonial que corre por cuerda separada al proceso penal.

Los ocho inmuebles que se están solicitando incluyen dos registrados a nombre de Toledo Manrique y su esposa Eliane Karp, y otros seis vinculados a Eva Fernenbug, suegra del exmandatario. Los bienes están ubicados en Punta Sal Grande, Zorritos (Tumbes), la casa de playa de Alejandro Toledo; seis en el distrito limeño de Surco, incluyendo la lujosa residencia que adquirió Eva Fernenbug en la exclusiva zona de Las Casuarinas por más de cuatro millones de dólares; y uno en La Molina, la vivienda del exmandatario y su esposa Eliane Karp.


229 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page